Biografía

REMO PIGNONI: EL HOMBRE PIANO

por Raúl Alberto Vigini – periodista y promotor cultural – raulvigini@yahoo.com.ar. Rafaela (Sta. Fe), octubre de 2010

Remo Pignoni fue un hombre feliz seguramente. De un humor fino y muy directo y expresivo en sus manifestaciones.

Vivió para la música, y para su familia que disfrutó hasta el último día con su esposa Dorita y sus hijos Atilio, Remo y José María. Pero también para sus amigos del Club y algunos músicos con quienes se frecuentaban.

“Dorita: escuchá este gatito que me hice antes de que salgamos para dar una vuelta con los chicos”. Esta es una de las tantas partidas que jugó de a dos con su esposa, que sin saber música lo solía aprobar ante sus requerimientos.

De la misma manera que lo encontraba solfeando en el aire que cortaba su mano mientras acostado esperaba recibir de su compañera el desayuno los domingos a la mañana casi pasado el mediodía después de una larga y fría noche de bailongo con la orquesta típica, su rutina de los fines de semana.

Nació el 4 de mayo de 1915 en Rafaela (Sta. Fe). Fue alumno del maestro italiano Luis Ricci.

Fue docente de Cultura Musical en la Escuela Normal “Domingo de Oro” durante 40 años hasta su jubilación y de la Escuela Nacional de Comercio.

Sus composiciones para canto las comparten los poetas Alfonsina Storni, Margarita Durán, José Pedroni, Armando Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana, León Benarós, Ariel Petrocelli, Guiche Aizenberg, Fortunato Nari, Mario Vecchioli, Alberto Domenella, Quintín Porporatto.

Las composiciones editadas son: “Doce canciones escolares infantiles” (Lagos), “Seis danzas tradicionales para dos guitarras” con revisión y digitación de Enrique Núñez (Lagos), “Danzas tradicionales argentinas para piano” (Lagos), grabadas por su autor en el disco vinilo “El habitante del silencio” del sello Qualiton, “Ocho estudios para guitarra” (Lagos).

Grabaciones: “De lo que tengo” (2 discos vinilo y CD) en sello Cosentino que contiene 28 temas en piano. En el sello Editor el casete y CD “Música argentina” con 14 temas en piano. Casete “12 canciones escolares” con el Coro Municipal de Niños.

Grabaron sus composiciones: Enrique Núñez, Coro Polifónico de Coronda, Santa Fe Guitar Quartet (EEUU), Clave de Canto, Buenos Aires 8, Opus 4, Rubén Durán, Hilda Herrera, Carlos Aguirre, Marta Pirén, Miguel Martínez, Walter Heinze, Dúo Rosa y Jorge, María Teresa Olmos, Dúos de guitarras Ernesto Snajer-Palle Windfeldt (Copenhague-Dinamarca) y D’Attellis Noguera-Esmok Lew.

Intérpretes de sus composiciones: los dúos de guitarras Pomponio-Martínez Zárate, Silvia Larrandart-Carlos Molinari, Núñez-Ausqui, Núñez-Girolet.

Ofreció recitales en:

1973 – “Propuesta para el Folklore” – Sadaic – Buenos Aires

Simbiosis: Remo y el piano. Archivo Familia Pignoni
Simbiosis: Remo y el piano. Archivo Familia Pignoni

1975 – “Ciclo de Conciertos del Instituto Superior de Música de la Universidad Nacional del Litoral – Santa Fe

1980 – Recital organizado por Revista Andén y otros en ciudad de Córdoba

1982 – Solista con la Orquesta Sinfónica Provincial de Santa Fe dirigida por el maestro José Carli

1984 – Actúa en Río Gallegos y Río Turbio invitado por la Secretaría de Cultura de la Nación

Creó y dirigió el Coro del Centro Ciudad de Rafaela durante 17 años.

Es autor -entre otras- de la Marcha canción “Ciudad de Rafaela” que lleva letra del poeta Mario Vecchioli, del “Himno de las Escuelas de Adultos” con letra de Alfonsina Storni , de la Marcha deportiva “Albiceleste” del Club Atlético de Rafaela.

Fue integrante de la primera Comisión de Cultura de la Municipalidad de Rafaela.

1980 – Distinguido con la Lira de Plata en el Encuentro Nacional de Músicos Argentinos.

1992 – La Municipalidad de Rafaela designa con su nombre a la Escuela Municipal de Música.

Falleció el 15 de mayo de 1988 a los 73 años.

Había declarado en una de sus entrevistas: “Cuando empecé a componer tenía 43 años. Lo hice porque ya me sentía ahogado, tocaba la música de los demás y no podía comunicar mi propia música. Así es que trabajé 5 años fuerte, con mucho amor, con muchas ansias. Fue como un grifo que se hubiese abierto al máximo, soltando todo lo que el depósito tenía. Pero el depósito no era muy amplio y se agotó”.

De temporada: Confitería Alta Mar, Mar del Plata, verano 57-58. Archivo Familia Pignoni
De temporada: Confitería Alta Mar, Mar del Plata, verano 57-58. Archivo Familia Pignoni

Ha dejado numerosas composiciones inéditas (más de 90 temas, algunos con letras, versiones para dos guitarras y 16 estudios para bandoneón).

Coincidiendo con el 10º aniversario de su fallecimiento, se presenta en forma de disco compacto el casete 202 del sello Editor.

El Coro del Banco Provincia de Buenos Aires graba su huella “Por el Sur” que además da nombre a ese disco de música popular latinoamericana.

En 1997 el Proyecto Cultural y Educativo “Mi País, Mi Continente” de Rafaela propone al concejal Luis Peretti del Partido Demócrata Progresista que se declare el mes de mayo de cada año de interés cultural y educativo para difundir la vida y la obra de Remo Pignoni. Lo vota por unanimidad el Concejo Municipal y el Departamento Ejecutivo dicta la Ordenanza Nº 3013 que entró en vigencia en 1998.

En 1999 la Revista “Entre todos Folklore” incluyó varios de sus temas interpretados por él en piano y por Enrique Núñez en guitarra integrando volúmenes de la Colección “La Serie más Fabulosa de Nuestra Música Nativa”.

Mayo de 2003 – El músico rafaelino Rubén Carlini presenta su disco “Pignoni en guitarra” como homenaje a Remo en el mes de reconocimiento a su obra con temas transcriptos para dos guitarras por Enrique Núñez.

Mayo de 2006 – La cantante rafaelina Susana Valenti presenta el disco compacto “Cuna de canciones” con la participación de músicos de Rafaela y un repertorio de 18 temas con letras de José Pedroni, Armando Tejada Gómez, Ariel Petrocelli, Fortunato Nari, Hamlet Lima Quintana, Alberto Domenella, Emilio Lamothe, Mario Vecchioli, Quintín Porporatto, Lilian Coltrinari.

En 2007 graban algunos de sus temas el dúo Esmok Lew-D’Attellis Noguera en guitarras y las pianistas Silvia Teijeira y Zaida Saiace.

Su obra se estudia en los claustros universitarios y en los niveles superiores de enseñanza.

Son algunos de sus temas: Por el sur (huella) con Armando Tejada Gómez, Tomasa Coronel con tanto surco triunfo con Hamlet Lima Quintana, Vino nuevo (cueca) con Alberto Domenella, Hora solitaria (vidala) con Fortunato Nari, De angora (gato), En séptima (chacarera), Zamba de las nubes, Pa’ la Dorita (gato), Triunfo nochero, De la quebrada (bailecito), Amargo me gusta (chamamé), Tientos cruzados (malambo).

Y los tangos: Hogaño y antaño, Intentango, Simplemente adiós (letra de Guido Bianchi), Llanto en el cristal (letra de Guido Bianchi), Hojas de mi libro (letra de Alberto Domenella), El hombre del bandoneón (letra de Margarita Durán).

En febrero de 2008 la pianista Patricia Lamberti de Buenos Aires graba en Estudio Cosentino con piano Steinway & Sons modelo Gran Cola D, 20 temas del centenar que Remo dejó al fallecer sin registrar, sin editar y sin grabar. Ese registro conforma el disco “Remo Pignoni Inédito”, una producción independiente, editado en Acqua, que además incluye las 20 partituras en formato pdf multimedia, gentileza de Epsa Publishing. Fue presentado en mayo de ese año en el Centro Nacional de la Música de Buenos Aires, en el Teatro Lasserre de Rafaela y en varios lugares del país.

“(…) Remo Pignoni esperó mucho, demasiado. Pero valía la pena. El resultado lo coloca, por fin, en el sitio que le corresponde: un primer plano como pianista y compositor. Allí llegó sin ruido; por eso su silencio ha sido importante (…)”. Hamlet Lima Quintana en el LP “El habitante del silencio”.

“No quiero que mis hijos sean músicos para que no se mueran de hambre” le dijo a Luis Benito Zamora cuando lo entrevistó para la Revista Gente en marzo de 1977.

Y será por eso que el piano de Remo sigue cerca del rincón del estar de su casa, así como estuvo todo el tiempo en que ambos se tuvieron como compañeros inseparables en la creación. El olor a tabaco sigue allí entre esa caja sonora que se quedó en todo su egoísmo con las notas que nunca nadie podrá arrancar como lo hubiera hecho su dueño. Como tampoco podrán hacerlo con las marcas de los cigarrillos que olvidados se fueron consumiendo en su mesa de trabajo, y quizás también a la vera del teclado.

Así las cosas, a Remo Pignoni solo resta escuchárselo más en las radios y difundir su obra en los medios gráficos.


Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este Blog, sin previa solicitud (al correo remopignoniblog@gmail.com), y autorización, por respeto a las fuentes que  generosamente aportaron información y fotografías exclusivamente.